martes, 19 de mayo de 2009

Nepeta cataria: el opio del gato

La Nepeta Cataria es una planta natural de Europa que crece en terrenos baldíos, taludes, setos, terraplenes y en ruinas de casas viejas. También crece asilvestrada en Asia occidental y Norteamérica. Su nombre Nepeta proviene del latín (nepa) que significa "escorpión", dada la antigua creencia de que esta planta curaba la picadura de los escorpiones. También se conoce por otros nombres, como albahaca de gatos, gatera, gataria, hierba de los gatos, hierba gatera, menta de gato, menta gatuna, y nébeda.


Es una planta perenne con tallo grisáceo, velluda y ramificada que alcanza 20-60 cm de altura. Tiene hojas opuestas, pecioladas, cordadas, con bordes dentados y peludas por el envés. Las flores numerosas son de color amarillento-rosadas, manchados de púrpura, agrupándose en una espiga laxa pedunculada. La planta desprende un fuerte olor a menta que atrae a los gatos (de ahí su nombre común).




Los gatos del mundo entero son adictos a esta planta y su comportamiento es imprevisible. Comen sus flores, olisquean, mastican y se frotan en sus hojas y vuelven una y otra vez a por una dosis de su embriagadora esencia. Los aceites aromáticos de esta planta hacen que los gatos que la ingieren se comporten en un principio de manera muy juguetona, pero a medida que aumentan los efectos del aceite, su comportamiento se convierte más extraño. Empiezan a rodar sobre si mismos como si estuvieran en éxtasis, cazan ratones imaginarios, echan espuma por la boca, se orinan de gusto en ella y los machos eyaculan su esperma. El ingrediente activo de la hierba gatera es la "nepetalactona". Esta sustancia está químicamente relacionada con un compuesto similar al encontrado en orina de gatas. Esta puede ser la causa porque los machos tienen una atracción mayor por la Nepeta que las hembras y machos castrados.



No todos los gatos se estimulan en el mismo grado, y un tercio de los gatos no responderá en absoluto. Esta diferencia de respuesta de un gato a otro se debe a factores medioambientales, genéticos, y sobre todo, como hemos expuesto anteriormente, al sexo del gato. Si un gato que normalmente reacciona, está en un ambiente extraño o está ansioso, es probable que no le produzca ningún efecto. Los gatos de ciertas razas no reaccionan a la hierba y los menores de tres meses de edad normalmente tampoco. Todavía no se sabe el rasgo genético que produce esa atracción, pero puede obtenerse una selección siguiendo una línea genética mediante el apareamiento de gatos que tengan respuesta positiva a la Nepeta cateria.



Cuando la hierba lleva mas de una semana de cortada, los efectos disminuyen. A los gatos les gusta verde y fresca. Hay que picarla un poco para estimular la emisión de la sustancia en el caso de que se administre seca. La Nepeta seca toma el nombre comercial de catnip y se utiliza escondida en juguetes para estimular la actividad del gato.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada